jueves, 21 de mayo de 2015

Pablo Vega y su grupo

Aquí tenéis una pincelada de la noche

martes, 19 de mayo de 2015

NECROLÓGICA MANUEL MOLINA


Se nos ha marchado una de las voces flamencas más arcaicas, un bohemio del flamenco un poeta, hasta en las formas de tocar la guitarra, de abrazarla, de sentirla, era diferente.
Manuel Molina era uno de esos baluartes que hacen que el flamenco suene diferente, hacen que el flamenco no sea monótono, hacen que el flamenco siga vivo.
Manuel Molina, El artista que formó con Lole un dúo mítico ha fallecido la madrugada de este martes a consecuencia de un cáncer. Tenía 67 años
A las 12 del mediodía de hoy mismo, martes, está prevista la apertura de la capilla ardiente en el Teatro Romero San Juan (C/ Lepanto s/n) de San Juan de Aznalfarache (Sevilla) para que tanto el mundo flamenco como su público puedan despedir al mito. Manuel Molina se marcha pocos días después de emitirse recientes declaraciones en Televisión Española, a través del documental Flamenco Revolution el pasado jueves 14, consiguiendo ser trending topic en Twitter, con Manuel mostrando su perspectiva sobre la evolución del flamenco en la década de los ochenta.
Nacido en Ceuta en 1948, con el tiempo fue tan trianero como el altozano. El arte de la belleza en aquella Calle del Beso, la creación de nuevos caminos y apertura a públicos junto a Lole a partir de Nuevo Día, pero antes de Lole y Manuel fue fundamental en los orígenes del rock andaluz, primero como integrante de Smash y después como inspiración del grupo Triana cuando comenzaron con aquel patio, Todo es de Color... Aquel que no cruzó la pierna para tocar la guitarra. Pero ante todo, siempre será para todos un artista único, irrepetible, el que conseguía emocionar como nadie interpretando versos propios o ajenos.
El cantaor de Smash, aquel grupo que le puso al garrotín sonido de rock sinfónico, ese gitano de barbas largas que se sentó con Lole Montoya a cambiar los designios del flamenco en los setenta, ha muerto. Manuel Molina Jiménez, uno de los dos pilares del dúo que trajo al arte jondo un nuevo día, ha fallecido durante la madrugada de este martes 19 de mayo en su domicilio de San Juan de Aznalfarache, donde vivía desde hace unos años con su actual pareja,Lola Rodríguez, retando a su propia letra: «Mira si soy trianero / que estando en la calle Sierpes / me considero extranjero».
Manuel tenía 67 años. Hace dos meses se le diagnosticó un cáncer terminal. Y decidió no recibir tratamiento médico. Optó por morir tranquilamente en su casa. Una elección que lo define. Porque este artista indescriptible fue ante todo un hombre libre. Había nacido en Ceuta, donde aprendió a tocar la guitarra viendo a su padre, el Encajero. Pero pronto se trasladó a Triana. Con doce años formó el trío «Los gitanillos del Tardón» junto con Chiquetete y el Rubio. En su infancia y juventud pasó por decenas de experimentos musicales hasta que en 1975, recién casado con Lole Montoya, publicaron el disco «Nuevo día». Una revolución. A partir de ahí vinieron muchos y Manuel comenzó a desarrollarse como autor. Junto a Juan Manuel Flores firmó muchas de las letras que más se han cantado en el flamenco desde entonces. Creó, además, una forma propia de tocar la guitarra, cogiéndola en posición vertical y con permanentes silencios.

Su familia le estaba preparando un homenaje de despedida, pero su estado de salud se ha agravado en los últimos meses y finalmente no ha podido celebrarse. Sus allegados tienen previsto celebrar una capilla ardiente en San Juan de Aznalfarache.

lunes, 18 de mayo de 2015

PABLO VEGA Y SU GRUPO


Este sábado, 16 de mayo, en plenas fiestas de San Isidro, hemos podido disfrutar de una noche elegante y rodeada de mucho duende con la guitarra de Pablo Vega acompañado con su grupo.
Una noche calurosa, como si ya estuviésemos en pleno verano Las noches Flamencas de los Ángeles, volvieron a ser el sitio por excelencia en La Fortuna. Un bar donde sus paredes respiraron flamenco, del más tradicional, al más heterodoxo.
Pablo Vega empezó con un par de solos de guitarra en recuerdo a sus principios.
Pablo tiene un toco solvente, elegante, con maestría, con personalidad y derrochando toda su afición a través de las cuerdas de su guitarra. Pablo tiene Duende, y tiene misterio en su toque, eso hacen de él, yo no se si decir una posible gran figura, y ya decir de él, que es una figura del flamenco. Posteriormente la voz desgarrada de Ramón Sánchez "El Sevi", nos deleitó por soleá y por alegrías. Y de aquí nos fuimos al descanso.
La segunda parte fueron todo el grupo al completo. Pablo Vega con su guitarra, Ramón Sánchez "El Sevi" con el cante, Tanis Trejo en la percusión, Marcos Núñez en el Violín y Jimbo Páez en el bajo.
Cada uno de ellos merecería un artículo completo por si solos pero como resumen diría así.
Pablo Vega, derrama con su guitarra los sones de su corazón.
Ramón Sánchez "El Sevi", tiene un cante personalísimo y una voz de mucha jondura.
Tanis Trejo, es maestro en el cajón, en su justa medida, como un buen profesional del mismo.
Marcos Núñez, gloria bendita, manos de ángel, duende y estilismo puro con el violín.
Jimbo Páez, nos trajo el bajo, justo, necesario, para el complemento de este cuadro flamenco y maestro del mismo sin duda alguna.
Disfrutamos en familia, con los sones de este grupo cuyo principal artífice es Pablo Vega. 
Consejo, no dejéis de seguirlos, darán mucho de que hablar.

FLAMENCAS CON VOZ

"Flamencas con voz", es una serie de fotografías que recogen de forma natural si ningún tipo de retoques, la expresión de varias cantaoras de muy distintas índoles, desde Juana la del Pipa hasta por ejemplo La Argentina y que podemos disfrutar de ellas en la Fundación Conservatorio Flamenco Casa Patas de Madrid.
Durante la presentación, en La Sala García Lorca, Martín Guerrero director, nos puso en sintonía de que era la Fundación Conservatorio Casa Patas y sus objetivos, y nos trasladó al momento, con la presentación de Diego Gallardo y su exposición.
Diego Gallardo, natural de Campanario, en Badajoz, es el artífice de esta selección
de fotos, ya que su archivo fotográfico en esta misma línea es mucho mayor.
Diego Gallardo, imprime a sus fotos un sentimiento muy especial, por ello, saca de un papel plano, el fondo de la expresión de lo que en él se refleja. Sus fotos tienen Duende doble, por un lado, el duende que él transmite con su foto, y por otro lado el duende que recoge en la expresión del artista que captura con su cámara.
Diego, está en plena ebullición flamenca, desde que en el 2009 empezara con Flamencuras, Diego ha dejado más de 5000 instantáneas que están siendo referentes del flamenco y de otros fotógrafos.
Pero a Diego le caracteriza principalmente, ser buena gente, humilde, respetuoso, con el flamenco y con todo, y eso claro está se refleja en su trabajo.
Gracias Diego, por ser como eres, y por recoger para la historia del flamenco, esta época con este gusto tan exquisito.
No os perdáis esta exposición en la Fundación Conservatorio Flamenco Casa Patas de Madrid, Mayo y Junio.
Al finalizar la presentación, disfrutamos del cante de La Kaita, esa voz totalmente temperamental y desgarrada, que sin duda alguna es la maestra de los cantes extremeños, Los Tangos y Los Jaleos.
Junto a ella la guitarra del sevillano Ramón Amador y el baile del extremeño Jesús Ortega.
Tres grandes artistas para culminar esta presentación.

Gracias por las fotos de Alfonso Otero y de "Zoco Flamenco", revista de flamenco

martes, 5 de mayo de 2015

PABLO VEGA EN LAS NOCHES FLAMENCAS DE LOS ÁNGELES


Pablo Vega, es una de esas figuras flamencas emergentes que debemos de seguir.
Su evolución es constante y ello es debido a que su afición supera los límites de cualquier aficionado.
Cualquier aficionado que se preste a ello, antepone su evolución y conocimientos a cualquier otra cosa. Para ello hay que ser disciplinado, hay que ser honestos con uno mismo y hay que ser humildes.
Pablo atesora todo esto y más.
PABLO VEGA  nace en Madrid  (1988),  en una familia de aficionados flamencos.
Ha finalizado los estudios de Guitarra Flamenca en el Conservatorio Superior de Música de Córdoba, en el que obtuvo el 1er. Puesto de su promoción de acceso.
También es Maestro de Educación Musical   por la UAM.
Ha estudiado con grandes maestros de la Guitarra Flamenca como  Manolo Franco,  Niño de Pura, Jerónimo Maya y el “Mami”.
Ha acompañando ya a grandes artistas como  Paco del Pozo, A. Carrión, Juan Pinilla, “Churumbaque” e Isabel Guerrero.  Como Solista ha actuado en diferentes salas con su Grupo Flamenco.
También ha actuado en diferentes programas de TVE,  Canal +,  Rne,  así como en la XII Edición Premios Kapital y Alcobendas Flamenca 2014.
Finalista del XV Concurso Nacional de Guitarra Flamenca  (Jaén, 2013).
“Pablo Vega es un guitarrista joven, hecho a la antigua  usanza, pero con sellos propios en su toque, que hace de él un guitarrista a seguir”.
“Su evolución en la guitarra, su toque personal, hacen que sus manos acaricien las cuerdas de su guitarra  para que,  dentro de ese toque  clásico  y  ortodoxo, suene a nuevo”.
No os perdáis a este guitarrista, hay que seguirlo, será una estupenda noche en donde la naturalidad surgirá, sin micrófonos que alteren el sonido ni la limpieza de su toque.

Pablo Vega, estará acompañado por:
Cante:  Ramón Sánchez  “El Sevi”.
Percusión:  Tanis Trejo.
Violín:  Marcos Núñez.
Bajo Eléctrico: Jimbo Páez.
BAR RESTAURANTE LOS ANGELES
C/ San Bernardo 4
28917 La Fortuna - Leganés.
Madrid.
Reservas e información en los teléfonos:
Juanjo: 687925114
Ángel: 916111827

domingo, 26 de abril de 2015

TRES DÍAS DE AUTENTICO FLAMENCO


Los momentos flamencos se escriben en la historia por pasos, hechos que ocurren en momentos puntuales y que hacen un punto y aparte en la historia.
El Festival Flamenco Tío Luís el de la Juliana 2015, sin duda alguna ha puesto un punto y aparte en su historia.
Rocío Marquez, ¡Viva el Café Cantante! y Esperanza Fernández han sido por excelencia el arte flamenco en las formas más ortodoxas y más evolutivas del mismo.
Siempre, en la historia del flamenco de forma paralela han caminado de la manos diferentes estilos de entender el cante, desde un Pepe Marchena o Juanito Valderrama o Vallejo, a Manuel Torre, La Niña de los Peines o Antonio Mairena.
Rocío Marquez, trabaja la voz, la cuida, la mima y la proyecta con sentimiento, arañando en los bajos y subiendo en los altos como si fuera la última vez que va a cantar.
Rocío cuida cada momento de su recital, lo tiene muy trabajado, quiere demostrar al público que ella sabe y conoce los entresijos de un cante a veces difícil de comprender, cuando por encima de una partitura, está el sentimiento.
Pero ella lo consigue y de la mano de Miguel Ángel Cortés que merecería una mención aparte.
Su toque de guitarra, profesional, con duende, con sentimiento, con expresividad y sabiendo darle a la cantaora su sitio, su toque, lo que ella le pide.
El segundo día, nos trasladamos a Sevilla, Al Café de Silverio y al Burrero, de la mano de ¡Viva el Café Cantante!
No se puede expresar de forma más sencilla y contundente como era el flamenco en esa época, de la mano de Eulalia Pablo Lozano, que nos lleva de la mano por los callejos del cante en su más pura esencia. Ojala triunfen, lo merecen.
Bailes por soleá sin adornos, sencillos, cortos como los de antes. Excelente Recuerdo a Ramón Montoya o excelente interpretación de las siguiriyas de Silverio.
Qué más podemos pedir.
Y cuando ya parecía que no se podía dar más de sí, llega Esperanza Fernández y pone al público en pie con un recital exquisito, a la más pura tradición flamenca heredada de su familia y con ella Miguel Ángel Cortés y su toque para acompañar, y las manos maestras en las palmas de Vanesa Coloma y Miguel Téllez.
Los dos pusieron al público de pie, que desde el primer instante se entregaron a esa caña rítmica a esas siguiriyas a morir, a los tangos, a las alegrías a las bulerías, en donde sus pasitos en el baile pusieron el colofón a una magnifica noche difícil de repetir.
Esta cantaora tiene en la sangre flamenco, su piel transpira flamenco, su corazón late por soleá, su alma se queja por siguiriya, su duende aflora desde los pies a la cabeza.
Al final de un recital más que generoso y entregada a darlo todo a pesar de que incluso estaba enferma con algo de neumonía. Recibió el merecido premio Tío Luís el de la Juliana 2015 de la mano de Marisa Muñoz, Presidenta del Patronato del Colegio Mayor Universitario Isabel de España.
Quiero darles las gracias, al Colegio Mayor Universitario Isabel de España con Marisa Muñoz, Nicanor, Pilar, Rocío y todo el personal auxiliar que sin ellos esto no sería posible.
A los técnicos de sonido, por su buen trabajo con Emilio a la cabeza.
A Alfonso, por sus fotos que a veces le tengo loco pidiéndoselas.
Y a todo el personal del público que llenó cada uno de los días que son quien mantiene vivo la ilusión de seguir años tras años.
Gracias.


lunes, 20 de abril de 2015

ANTONIO HERMOSIN Y EL NIÑO DE LA MANUELA

Cuando las condiciones se reúnen sin buscarlas, y estas salen con sentimiento surge una esplendida noche como surgió este sábado en las Noches Flamencas de los Ángeles.
Todos los que allí estábamos nos reunimos para recordar a dos personas que fueron especiales en mi vida y en las de muchos de los asistentes, Ángele Lacalle y Estrella González.
Grabado flamenco como
recuerdo de este dia tan especial
Para este recuerdo emotivo pero muy distendido, en donde no queríamos que aflorara la pena de dos grandes personas que ya se nos fueron, invitamos a dos grandes amigos, Antonio Hermosín y Niño de la Manuela.
Antonio es un cantaor rancio, de la antigua escuela pero muy personal, el recoge el cante de los grandes artistas y aficionados que han sentado formas y estilos y Él, con su personalidad las lleva a su terreno y las canta con su idiosincrasia propia y adaptado a sus facultades. Por ello, mi más sincero aplauso por ser un artista.
Nos dejó una noche llena de arte, soleares, malagueñas, fandangos, siguiriyas, bulerias.... todos ellos con sello personal y transmitiendo desde el corazón y con el corazón.
Juanjo, Niño de la Manuela, es un tocaor también forjado con sello propio y sabiendo a quien acompaña, su toque es especial, sincero sin tapujos, lleno de melismas, llenos de sabiduría, pero también llenos de sentimiento.
Ambos pusieron al público en pié, en una sala en donde no cabia nie aire que respirábamos. 
A los dos, mi más sincero agradecimiento.
Aquí os dejo este video con unas soleares, siguiriyas y fandangos.