miércoles, 10 de noviembre de 2021

De Cádiz a Madrid


Hacía mucho tiempo que no sentía algo dentro de mi como lo que experimenté el el Círculo de Bellas Artes viendo a David Palomar.

David Palomar, no solo trae conocimientos de flamenco muy por encima de muchos artistas, sino alegría y gracia gaditana.

Me recordó en algunos momentos vivencias que compartí con mi querido amigo Chano Lobato, tenía la capacidad de hacernos reír contando chistes, pero trasmitía un respeto fundamental que nos hacía escuchar con atención cuando hacía los cantes.

David Palomar tiene esa capacidad, además de ser un cantaor inteligente, que sabe lo que el público quiere y sabe en donde está y que hacer, lo demostró y puso al público en pie cada vez que terminaba un cante, y fue generoso, muy generoso dando un largo recital, soleares, seguiriyas, bulerías, tangos, tanguillos, alegrías, etc. etc.

Traía un elenco artístico que no podía ser de otra manera, todo por lo alto para una noche de muy alto nivel. La guitarra de Rafael Rodríguez, al que hace más de 10 años le traje a las Jornadas Flamencas de la Fortuna acompañando a José Anillo, y en el que recordamos una anécdota cuando se cayó al tropezar con un monitor y su único objetivo fue salvar la guitarra, no pasaron 5 minutos cuando ya se hizo viral en las redes sociales.

El compás de Diego Montoya, Anabel Rivera y Roberto Jaén pusieron la medida justa a un compás único que nos ofrece esta tierra.

Al estilo de Bambino, cantaron a dúo David Palomar y Anabel Rivera poniendo de nuevo al público en pie.

Más de 15 minutos de aplausos para despedir y esperemos que no por mucho tiempo a este gran cantaor gaditano que es sin duda alguna quien ha recogido de los ancestros el aire de la bahía, ese arte flamenco gaditano que es difícil interpretar si no se tiene sal por las venas.

Gracias David. 



sábado, 6 de noviembre de 2021

LA MACANITA, EL FLAMENCO DE JEREZ EN MADRID



Dentro de los recitales flamencos programados en la Suma Flamenca 2021nos encontramos con una de las mujeres de gran prestigio en el flamenco y que atesora no solo unos grandes conocimientos sino una voz especial y única, Tomasa Guerrero "La Macanita"

En el teatro Fernando de Roja, en el Circulo de Bellas Artes se concentro un elenco artístico que hacía vislumbrar la noche que nos esperaba por delante. Acompañando a su cante la guitarra de Manuel Valencia y el compas de Chicharito de Jerez, Manuel Cantarote y Manuel Cano.

Bulerías por Soleá, Seguiriyas, Bulerías, Tientos Tangos, por mencionar alguno de sus cantes fue el repertorio que nos ofreció. Una noche cargada de duendes jerezanos en pleno centro de Madrid de no decepcionó a nadie.

Por soleá me recuerda a Fernanda de Utrera, tiene un eco especial, no el de Fernanda, pero si un sello propio que la distingue, pero con ecos de aquella gran solearera.

Escucharla, verla expresarse te lleva a otra época, a otra forma de hacer el cante, de trasmitirlo y de sentirlo.

Recuerdo una presentación de las hermanas de Utrera que decía así: "Llevan cantando desde que son niñas y siguen cantando y siguen siendo niñas"

Eso es Tomasa Guerrero "La Macanita"


martes, 26 de octubre de 2021

ALFONSO LOSA. FLAMENCO: ESPACIO CREATIVO

ALFONSO LOSA presenta:

FLAMENCO: ESPACIO CREATIVO


Artistas invitados:

Bailaora: Concha Jareño

Cantaora: Sandra Carrasco

Cantaor: Ismael de la Rosa “El Bola”

Guitarra y dirección musical: Fran Vinuesa

La Sala Verde de los Teatros del Canal abrieron sus puertas a FLAMENCO: ESPACIO CREATIVO. Un espectáculo encabezado por el bailaor Alfonso Losa al que es la primera vez que veo bailar en un escenario, siempre le vi, pero dándose alguna pataita en algún final de fiesta.

Me resultó increíble la capacidad demoledora de fuerza expresiva en el escenario, solo o acompañado.

Lo mismo teníamos un baile sensual con un baile visceral. Cualquier cosita que hacía por difícil que fuera en sus pies parecía fácil.

Un espectáculo que yo diría que elegante combinando perfectamente, repito, perfectamente la danza con el baile flamenco, igual parecía un tango argentino, como una jora aragonesa, pero todo flamenco, Siguiriyas, Fandangos de Huelva, Alegrías… palos viejos que parecían nuevos.

Alfonso dominaba el escenario en toda su plenitud y mira que es grande. Pero si lo hizo de pie, sentado nos deleitó con una expresión de brazos y taconeo que me recordaron tiempos de viejos maestros.

De rojo, aparece Concha Jareño una bailaora elegante, bata de cola, castañuelas y cargada de Duende expresivo.

Su baile es muy sensual trasmite paz, tranquilidad, algo necesario en un mundo tan increpado en estos momentos.

Pero en otro momento es totalmente lo opuesto, es un torbellino que arrasa sobre el escenario.

Y los dos, como es posible calcular con tanta precisión cada paso cada movimiento sin que se note nada aprendido, sino todo lo contrario interiorizado dentro de ellos para darlo al público de la sala que a cada momento se ponía en pie por que resistir sentado era imposible.

Las voces opuestas de Sandra Carrasco e Ismael de la Rosa, son un contrapunto especial para el espectáculo todo muy bien compaginado y muy marcado con el toque de Francisco Vinuesa, un guitarrista con toques muy modernos, pero con esencia de los toques clásicos.

Una noche grande, una noche diferente, una noche que me llenó, sobre todo por que necesitaba algo así.

JESÚS MÉNDEZ Y SAMUEL SERRANO

JESÚS MÉNDEZ Y SAMUEL SERRANO

Guitarra: Antonio Higuero

Compás: Diego Montoya y José Rubichi

En el Centro Cultural paco Rabal se celebró un encuentro entre Chipiona y Jerez o Jerez y Chipiona.

Es la primera vez que escucho a Samuel Serrano, un joven con quehaceres de viejo, una voz que emana de su interior con sabor añejo, voz quebrada, pero voz sonora llena de melismas y tonalidades.

A pesar de su juventud, atesora unos conocimientos y un dominio del compás que eso solo puede ser por que ha nacido con ello, tiene un eco que lo hace diferente a todo lo que se escucha. Me recordaba en momentos a Rancapino y en otros a Felipe Escapachini pero siempre trasmitiendo una personalidad propia que se desgarraba en cada tercio de los cantes. Se removía en la silla, se agarraba la chaqueta para rompérsela, desgarrador. Soleares, Alegrías, Bulerías… por mencionar algunos palos. Bueno y como no resaltar el mano a mano que hicieron para abrir el espectáculo Él y Jesús Méndez por Tonás. En el silencio del público y la penumbra del escenario.

La segunda parte no fue menos expresiva. Ahí aparecía Jesús Méndez, esbelto, elegante y con las hechuras de un cantaor que hoy en día es puntal de Jerez. De fuerza va sobrado, de conocimientos ni que decir, de duende es la máxima expresión.

Bulerías, Malagueñas, fandangos…

Escucharle es vivir en la nostalgia de un tiempo pasado, pero en la virtud de tenerle en un tiempo presente y que demuestra que el flamenco sigue siendo un arte vivo en donde cabe perfectamente la evolución y las nuevas tendencias como lo ortodoxo y personal de cada artista, siempre ha pasado esto a lo largo de la historia.

Jesús tiene el poder de demostrar que su sangre está llena de un duende que trasmite con cada latido de su corazón, con cada quejio.

Quiero agradecerle que me dedicara su cante por Malagueña, me emocionó el gesto, y por ello quiero darle desde aquí un abrazo fuerte.

Vivimos una noche para tenerla en nuestros corazones. El final de fiesta fue único como lo fue todo el espectáculo con la maestría de la guitarra de Antonio Higuero prudente y limpio en su toque, Diego Montoya y José Rubichi en el compás y como no, Samuel Serrano y Jesús Méndez conjugaron sus voces para un grandioso cierre por bulerías.

Solo matizar que el público, una parte del público claro está, no todos, fueron irrespetuosos con la actuación, móviles que suenan, luces de pantalla en la oscuridad, linternas encendidas, palmas de algunos queriendo acompañar, con lo molesto que eso es… Un poco de respeto por favor, los artistas son los que están en el escenario y los móviles en silencio o apagados, que vamos a lo que vamos, ya veremos los mensajes en la salida.

PANSEQUITO Y AURORA VARGAS EN LA SUMA FLAMENCA 2021

PANSEQUITO Y AURORA VARGAS

Guitarra: El Perla

Palmas: Manuel Valencia, El Tobalo y Manuel Cantarote

Debería haber publicado antes algún artículo, pero como bien sabéis quien me conoce que mi salud no es buena y no siempre estoy con ánimos de ponerme delante de un ordenador a escribir, leer o buscar datos. Pero debo hacerlo moralmente, el cuerpo me lo pide y lo necesito.

El jueves 21 de octubre de 2021, en la sala verde de los Teatros del Canal tuvimos la enorme suerte de disfrutar de dos grandes artistas que han formado parte de una generación y hoy nos ofrecen un legado para seguir sus pasos.

Cuando digo esto, no me refiero a copiarles, las fotocopias nunca salen como los originales. Tanto Pansequito como Aurora Vargas, revolucionaron el flamenco en su tiempo haciéndolo tan personal como novedoso.

Pansequito a sus 76 años sigue teniendo ese eco magistral que tenia hace 20 años cuando le vi en Alcobendas. Es cierto que ya no tiene esa fuerza y vitalidad, dejaba pasar compases para retomar el cante, pero eso solo lo hacen los grandes maestros como Él. Abordó con una templanza los estilos que hizo, la bulería, alegrías, soleá, fandangos… por mencionar parte de su repertorio.

Ya lo decía la Periñaca, Pansequito, ese sí que sabe cantar…

La segunda parte salió el genio visceral de Aurora Vargas, una mujer que con solo subirse al escenario ya lo llena de grandeza. Sigue cantando con la misma vitalidad que ha demostrado siempre, compás, fuerza, elegancia, maestría, duende, personalidad, lo tiene todo.

Sabe camelarse al público levantándose y poniéndose en pie para darse sus pataitas. Tientos, Bulerías, Siguiriyas, Soleá… un repertorio que no dejo indiferente a nadie y puso al público en pie en varias ocasiones.

Al final todos sobre el escenario, con la guitarra de El Perla, que nos deleitó como pocos guitarristas saben hacerlo, el compás excepcional de tres maestros El Tobalo, Manuel Valencia y Manuel Cantarote cerraron con un final de fiesta como broche de oro a una noche inolvidable.

miércoles, 20 de octubre de 2021

Suma Flamenca 2021

Aquí tenéis la programación por si os interesa.

Un lujo de cartel

SUMA FLAMENCA 2021