viernes, 24 de febrero de 2012

LA TANA Y HERMINIA BORJA EN EL VILLA ROSA

A toda a afición flamenca.
La pasada noche, día 23, el Tablao Flamenco Villa-Rosa, nos ofreció un recital de cante y baile que quedará para la historia de la nueva andadura de este tablao. Si por aquel entonces, Perico el del Lunar, Rafael Romero el Gallina, por mencionar solamente a dos, de tantos y tantos artistas que pasaron por allí, ahora no es menor la importancia de los artistas que están pasando por el Villa-Rosa en esta nueva etapa. Y creo, y estoy convencido, que el tiempo lo dirá. Si no lo está diciendo ya.La velada tras la actuación maravillosa del cuadro del Tablao, estuvo amenizada por el cante de La Tana y Herminia Borja, y en el baile, Olga Perciet.
Ambas salieron al escenario llenado con su presencia simple y llanamente el ambiente p
uramente flamenco. 17 minutos de tangos, a dúo ambas y luego continuaron primero cantando Herminia y cerrando La Tana, una tanda de tangos sevillanos, extremeños, malagueños, un recorrido que puso al público en pie. Continuaron con unas malagueñas, cantadas por Herminia y unos tarantos por La Tana y un descanso para empezar y una segunda parte que si la primera fue espectacular, la segunda ya no sabría que calificativo ponerle.
Cuando se escucha a un artista, se puede decir que ha estado muy bien, pero a veces, escuchar a un artista, no solo es decir que ha estado muy bien, es decir que te a llenado. No se sabe porque, pero llena, te sientes pleno. De esas noches mágicas que nunca sabes cuándo va a ocurrir, pero que si te pilla en el sitio exacto y en el momento oportuno, tendrás el recuerdo de lo vivido de por vida. Momentos flamencos que marcan en el corazón y en el alma.Mi amigo Jesús, se emocionó viendo a Herminia bailar y escuchándola cantar, que fuerza, que poderío, que gitanona más elegante y estilizada en el escenario.
Que menos podemos decir de La Tana, su voz potente, fuerte y sobria, llenan el Villa-Rosa haciendo temblar los azulejos y las maderas que forran la pared.En la segunda parte, salen las dos con el grupo de la casa que le hacen los coros en las palmas, como hicieran en la primera parte también, pero se añaden algunos flamencos más. Y empieza a sonar la guitarra por alegrías, y sale como un estampido subiendo al escenario la elegancia y la presencia de Olga Pericet, con su bata de cola, que la pasea por el escenario, la ensaña, la recoge, la estira, la dobla, la hace bailar a la vieja escuela de Matilde Coral. Que arte tiene la chiquilla, que forma de bailar, que forma de sentir, que forma de bailar aprendido sin parecer escuela, porque es ella, Olga Pericet.
Herminia Borja, demuestra que canta lo que quiere, porque puede, no se puede mejor cantar un blus por flamenco, o quizás un flamenco por blus... que difícil situación, no sé como describirlo, si era flamenco, con aires de blus, o ... era blus con aires flamencos.Da igual, era el arte de una artista que cuando estaba cantando, La Tana emocionada soltó a llorar que más se puede pedir.Simplemente un cierre por bulerías, con todos los artistas que había en el Villa-Rosa, Marcos Flores, Olga, Guadalupe, La Tana, Herminia, y otros tantos más. Quien no estuvo, se lo perdió, se perdió el flamenco en su más pura esencia, en la esencia más flamenca del Tablao Histórico Villa- Rosa. Enhorabuena a los organizadores de la noche, y en especial a Rebeca que siempre está muy atenta, sin menospreciar a los demás claro. Y también a Jonathan Miró, por su extraordinaria labor de programación.
http://www.youtube.com/watch?v=vpbqEeXwAA4
A todos los miembros del Villa-Rosa, mi más sincera enhorabuena.