martes, 6 de julio de 2010

CONCURSOS

La verdad es que muchas veces uno se pregunta e intenta reflexionar sobre los concursos ¿para que sirven?. En este caso sobre los concursos de cante flamenco.

El primer dato que se tiene de un concurso fue el que organizara D. Federico Gracia Lorca y D. Manuel de Falla, allá por el año 1922. El objetivo de aquel concurso era rescatar el cante flamenco por excelencia, ya se decía que se esta disvirtuando la esencia del flamenco, la esencia del cante JONDO.

Muchos intelectuales de la época apoyaron esta iniciativa y como resultado: primer premio compartido entre El Tenazas de Morón, octogenario por aquel entonces y un chavalillo de 16 años que posteriormente fue D. Manolo Caracol.

A lo largo de la historia muchos concursos han surgido, unos intentan mantener las raices de cantes autóctonos de su tierra, con lo que se premia más bien la buena interpretación de un cante sobre unos cánones establecidos que las facultades de un cantaor, aunque todo pueda ir más o menos unido. Otros apuestan por el cantaor directamente, en la tesitura de medirlo en varias facetas, es decir que sea largo.

Para mi, y como opinión personal, es la oportunidad de que a los jovenes se les escuche en una localidad lejana o por lo menos fuera de la suya, en la que, si no es por el concurso, no se les escucharía. Y si además sirve para promocionar o apoyar el inicio de la carrera artística de un gran cantaor o cantaora, pues bienvenidos sea el concurso.
Guadamur es un concurso joven, tan solo 5 años. Guadamur es una localidad de la provinvia de Toledo que a las faldas de un castillo local hacen que tenga un encanto especial el pueblo.
Los fines de semana, concretamente los sábados y a partir de las 9 de la noche tiene lugar este concurso en la casa de cultura de Guadamur, la final él último sábado de julio. Solo hay que señalar que no debemos perder el horizonte de cualquier concurso, la dignidad del cantaor y el respeto por el cante, seriedad en la elección de los miembros del jurado y un compromiso firme en una decisión que puede ser importante para culaquier concursante.
Suerte a los concursantes y valor a los miembros del jurado, que con sus conocimientos sean capaces de ser justos en su decisión.
Algún día iré por allí.