lunes, 28 de julio de 2014

FINAL IX CONCURSO VILLA DE GUADAMUR


El pasado sábado día 26 de julio, se celebró la final del IX Concurso Nacional de Cante Flamenco Villa de Guadamur.
Antes de dar comienzo al concurso, se celebró un acto emotivo en homenaje en recuerdo al maestro de la guitarra Paco de Lucía. Posteriormente, se dio paso a la actuación de los concursante, que tenían cada uno, dos cantes que hacer, en ningún caso podían repetir ni letras ni estilos que ya hicieran en la semifinal.
Como en cualquier concurso, no faltó la polémica en los resultados, nunca llueve a gusto de todos, pero lo que no quita una cosa, es el respeto por los resultados por parte del público.
Los 6 finalistas al mismo, llegaron todos con un nivel muy parejo lo que complicó la decisión del jurado que tras una larga deliberación decidió otorgar los siguientes premios.
El primer premio para el cantaor de Adamuz Córdoba Paco Ocón, que tras 4 años de lucha por el mismo, al final lo consiguió en una lucha reñida con sus compañeros, pero la Soleá Apolá que hizo, decantó la balanza.
El segundo premio fue a recaer sobre un cantaor residente en Madrid, pero de origen sevillano Antonio Ronco. Su voz profunda, su entrega total, hicieron de él, que nos dejara una siguirilla que estremeció las paredes del auditorio. En ese desgarro brutal final en su cabal, le falló la garganta, pero fue tanta la entrega que será difícil escuchar otro cante por siguiriyas igual.
Y el tercer premio, fue a parar a Manuel Gavilan, un chaval joven, con un gran futuro en el cante, debido sobre todo a su personalidad cantaora. Manuel canta lo que siente, es anárquico, no se somete a estructuras inmóviles, demuestra que el cante está en continua evolución.
El resto de los premios, fueron:
El cuarto para el cantaor El Tomillo, de Tomelloso.
El quinto para la cantaora Filo de los Palacios, de Madrid.
Y en sexto para el cantaor Raúl Cortés.

Enhorabuena a los premiados y a la organización y a trabajar para el próximo año.
Fotos de Alfonso Otero.