domingo, 17 de abril de 2011

VIA CRUCIS PENITENCIAL


No quisiera dejar pasar el tiempo sin hacer una pequeña apreciación de lo que ha sido la Estación de Penitencia de la Cofradía del Cristo de la Preciosa Sangre.


Mucho es el trabajo y el esfuerzo que hay que hacer para poder procesionar nuestras dos Imagenes, la del Cristo de la Preciosa Sangre y la de La Virgen de los Dolores.


Pero ello es posible año tras año, gracias a la colaboración de muchas personas y de muchas entidades, no solo del barrio, si no también de fuera del mismo.


Un éxito, así lo califican todos y todas las personas que asisitieron y participaron en el mismo, respeto y humildad, son los dos factores principales que mueven a esta Cofradía, no obstante, como todo en este mundo siempre es mejorable.


Quiero agradecer tambien de forma muy explicita, los actos tan significativos de homenaje que se han hecho a lo largo del recorrido y muy en especial, a lo que a mi y a mi familia afectan, y es el acto de amor y afecto, que se realizó a las puertas del portal de mi abuela, ella desde el cielo lo vio y seguro que se emocionó, por el cariño y el afecto que se le profesó.


Lazos negros en el brazo de los costaleros y lazos negros en los cirios, señal de luto y penitencia por los difuntos cofrades que este año han sido muchos.


Que Dios, a buen seguro los tiene junto a él participando de la gloria eterna.


Reiterando lo dicho, gracias a todos por vuestro buen quehacer para el desarrollo del Via Crucis Penitencial.