martes, 8 de noviembre de 2016

El borrico en Las noches Flamencas de los Angeles


Muy de moda está la palabra "casta", pero de forma despectiva.
Hoy yo quiero ver esa palabra con otros ojos, señalando la casta como de pura raza, porque así es Manuel Fernández Borrico de jerez, Flamenco de estirpe, flamenco de pura casta, flamenco rancio, flamenco elegante, flamenco de presencia, flamenco de arte y duende.
manuel Fernández, nos demostró que el flamenco es puro sentimiento, arte y jondura y en forma personal de expresión. Él canta, transmite y nos hace sentir y vibrar.
No es un cantaor al uso, es un puro cantaor, no se parece a nadie, su estilo, basado en su tradición familiar, sobrepasa este hecho, llegando a ser un cantaor con una impronta personal e única y seguramente irrepetible.
Es la segunda vez que está entre nosotros, en ""Las Noches Flamencas de los Ángeles", el público nos lo pedía, y así lo hicimos, traerle de nuevo.
Seguiriyas, soleares, bulerías, tientos, tangos, tarantos, fandangos... parte de un repertorio que no dejó indiferente a nadie.
Nos araño, nos pellizcó, nos transportó a otra dimensión. Que grande es el flamenco.
Junto a él, la guitarra de "Niño de la Manuela", como siempre, apoteósico, grande en hechuras tocaoras, grande en estilo, grande en saber estar, grande en saber acompañar.
Juanjo, Niño de la Manuela, es uno de esos guitarristas imprescindibles para acompañar, ya que hoy en día hay una mayoría que solo se dedican a la guitarra en concierto, que pena, con lo bonito que es esa profesión, ese arte, el arte de acompañar, ese arte que pocos guitarristas domina, Juanjo es uno de ellos.
También contamos con las palmas de Noe Barroso y Raúl Fernández, dos grandes palmeros y dos grandes personas, humildad y alegría, y saben muy bien lo que hacen.
Contamos con la presencia en el escenario de amigos de Borrico, entre ellos un bailaor el Zorri, que a sus 82 años, nos puso los pelos de punta. no se puede bailar mejor.
Gracias amigos, y esperamos vernos muy pronto.
Quisimos, en agradecimiento a su visita y a derrochar tanto arte para nosotros, entregarle un recuerdo fotográfico de nuestro querido amigo Alfonso otero.