lunes, 4 de abril de 2016

DUENDE


El pasado sábado día 2 de abril en "Las Noches Flamencas de los Ángeles", el público se puso en pié para reconocer en un largo aplauso el arte derramado por el bailaor Paco Hidalgo el cante de El Trini y la guitarra de Niño de la Manuela.
Una noche emotiva. En el recuerdo, los últimos momentos de vida de mi abuela Estrella, en el hospital, rodeada por su familia, sedada y esperando ese momento que nunca queremos que llegue, pero que al final le llegó hace ya 5 años. Ella, siempre me decía, "Juanjo cuando yo me muera tu no vayas a dejar el flamenco", y por supuesto que no lo dejo, el flamenco me da vida y me recuerda cada día pasado con ella.

Si emotivo fue este momento para mí, emotivo fue ver bailar a Paco Hidalgo, un bailaor con estilo, con personalidad, que tiene mucha presencia artística sobre el escenario, él es sin duda alguna la fuerza bailaora de un hombre que pisa fuerte.
Nos bailó en la primera parte por siguiriyas, ese baile dramático, en donde la pena aflora en cada movimiento, en cada paso, en cada pellizco que nos da el cante¡, ese mismo pellizco que siente el bailaor. Paco alzaba las manos al cielo como queriendo alcanzar lo imposible, Paco tenia poco espacio para moverse, pero lo hacía con soltura, sabiendo donde estaba.
En la segunda parte nos trasladó a su tierra a Cádiz, es tierra llena de sal, de gracia, de son, de compás, de duende, esa tierra alegre por excelencia.
Paco bailó por alegrías, con frescura y gracia en la cara, trasmitiendo esa alegría que precede a este estilo, pocas personas lo consiguen, pero él si.

La voz del Trini, supone un complemento idóneo para el baile, su voz es desgarradora, terrible, su fuerza es sublime, transmite sabiduría vieja en esa voz joven, él canta lo que siente como si lo hubiera vivido en sus propias carnes, cantó por soleá, en varios estilos. cantó por tonás y siguiriyas y cerró con las alegrías.

En la segunda parte se rindió un homenaje a Antonio Ramos, ese hombre, vecino de la Fotuna, Albañil retirado como profesión, guitarrista y cantaor como afición y presidente de algunas peñas de flamenco.
Antonio, siempre fiel a nuestra cita flamenca y recientemente abuelo, se le nombró "Socio Honorífico de la Asociación Cultural Flamenca Jondo", el Presidente D. Pedro Luís Zambrano, hizo entrega de este diploma a Antonio, que en pocas palabras y muy emocionados nos dio las graciAS. Juanjo, "El Niño de la Manuela", nos dio un recital de guitarra por bulerías que lo dedicó a este hombre a Antonio Ramos. Juanjo, tiene un toque especial y único, acompañado por las palmas de El Trini y de Paco Hidalgo, pusieron en pie a un público completamente entregado.
Una noche memorable.