lunes, 7 de diciembre de 2015

ANTONIO RONCO Y PEPE NUÑEZ

El pasado sábado día 5 de diciembre, el salón del Bar de los Ángeles se llenó hasta la bandera para poder escuchar al cantaor Antonio Ronco con la guitarra de Pepe Núñez.
Antonio tiene unos conocimientos heredado de esa afición al flamenco que muy pocos tienen. Él lo estudia, lo escucha, lo rebusca y lo encuentra. Además lo canta. Que más podemos pedir.
Tiene el duende que le corre por las venas. Canta por Soleá, por siguiriya, por alegrías, por Huelva, por cartageneras, por fandangos...
Nos dejó una noche con el eco de su voz que vamos a sentir cada vez que entramos en este salón durante mucho tiempo.
Su alma se abrió en la siguiriya, templándola, llevándola a su terrero. Nos estremecimos con el lamento de la Soleá, en donde nos llevó pasito a pasito a encontrarnos con el dolor profundo del corazón.
Pepe sigue siendo ese guitarrista que conoce su trabajo y sabe que el cantaor es quien manda. Pepe acaricia la guitarra con la solvencia y la sabiduría propia de una técnica muy personal y única. Por eso Pepe es un guitarrista muy reconocido por toda la afición al flamenco.
Una noche que recordaremos siempre.