lunes, 20 de abril de 2015

ANTONIO HERMOSIN Y EL NIÑO DE LA MANUELA

Cuando las condiciones se reúnen sin buscarlas, y estas salen con sentimiento surge una esplendida noche como surgió este sábado en las Noches Flamencas de los Ángeles.
Todos los que allí estábamos nos reunimos para recordar a dos personas que fueron especiales en mi vida y en las de muchos de los asistentes, Ángele Lacalle y Estrella González.
Grabado flamenco como
recuerdo de este dia tan especial
Para este recuerdo emotivo pero muy distendido, en donde no queríamos que aflorara la pena de dos grandes personas que ya se nos fueron, invitamos a dos grandes amigos, Antonio Hermosín y Niño de la Manuela.
Antonio es un cantaor rancio, de la antigua escuela pero muy personal, el recoge el cante de los grandes artistas y aficionados que han sentado formas y estilos y Él, con su personalidad las lleva a su terreno y las canta con su idiosincrasia propia y adaptado a sus facultades. Por ello, mi más sincero aplauso por ser un artista.
Nos dejó una noche llena de arte, soleares, malagueñas, fandangos, siguiriyas, bulerias.... todos ellos con sello personal y transmitiendo desde el corazón y con el corazón.
Juanjo, Niño de la Manuela, es un tocaor también forjado con sello propio y sabiendo a quien acompaña, su toque es especial, sincero sin tapujos, lleno de melismas, llenos de sabiduría, pero también llenos de sentimiento.
Ambos pusieron al público en pié, en una sala en donde no cabia nie aire que respirábamos. 
A los dos, mi más sincero agradecimiento.
Aquí os dejo este video con unas soleares, siguiriyas y fandangos.