lunes, 6 de octubre de 2014

Iª JORNADA 1906 "LA GUITARRA ESPAÑOLA"


Una gran iniciativa por parte de los organizadores de estas primeras jornadas de la Guitarra Española. Algo que en Madrid no existía.
No pasé información de ello, pues así se me pidió por parte de la organización, ya que fue un evento privado en esta primera edición, con invitaciones nominales.
El Molino del Manto, una finca llena de encanto acogió este evento organizado por "Chalaura" y coordinado todo por Pablo San Nicasio, el alma de esta jornada y patrocinado por Estrella Galicia.
Las jornadas fueron 3 y 4 de octubre y fueron presentadas por Juan Luís Cano de Gomaespuma.
El primer día la guitarra a Dúo Clavileño de José Luís Montón y David González. Un magnifico trabajo, en donde la guitarra clásica y la flamenca se funden para ofrecernos un maravilloso concierto en donde la emoción cautivó y embrujó a todos lo que allí estuvimos. 
Escuchar a estos dos maestros fue sin duda alguna vivir un acontecimiento único e irrepetible.
La segunda jornada nos encontramos con la sorpresa de que el artista invitado no podía asistir por problemas de salud debidamente justificado, fue la ausencia del maestro Pepe Habichuela. En su lugar, su hijo Josemi Carmona.
La noche se abre con la participación de un joven guitarrista de tan solo 16 años Amós Lara acompañado por Joni Jiménez en la segunda guitarra y Sabu Porrina en la percusión.
Amós sorprendió a todos con su toque, Paco de Lucía le dijo en una ocasión: "Como sigas así nos vas a mandar a todos a trabajar con los albañiles". Y verdaderamente sorprendió a la concurrencia e inclusive al maestro Perico el del Lunar que esa noche nos acompañó. Su toque es puro y limpio, parece que lleva toda la vida en el escenario, un prodigio de la guitarra sin duda alguna. Ojala siga así.
Junto a él, Joni Jiménez y Sabu Porrinas, fueron excelentes acompañantes del joven maestro Amós.
La segunda parte de la noche no se quedó atrás. Josemi Carmona hizo hablar a la guitarra por granaínas para comenzar su repertorio de toque que fue largo e intenso. No cabe duda que en la sangre lleva la esencia de su familia y así lo demostró.
Junto a él, la segunda guitarra de Carlos Carmona y la percusión de Juan Carmona. Ambos grandes acompañantes y grandes músicos.
La noche cerró con la guitarra a dúo de Josemi Carmona con Amós Lara. Que se puede decir. Una noche histórica para el flamenco.
Como dijo un amigo, hemos vivido una noche histórica para el flamenco y para nosotros.
Gracias al anfitrión Íñigo Osset, siempre muy cordial.
Gracias también a la exposición de fotografías de Paco Manzano en donde vimos figuras como la del maestro Paco de Lucía y el maestro Sabicas.
Enhorabuena Pablo y ojala este sea el comienzo de una andadura de la guitarra en Madrid, que siempre fue la gran olvidada de la capital.