domingo, 9 de febrero de 2014

ACTUACION DE EVA LA LEBRI Y JESÚS NÚÑEZ

Duende, maestría y sabiduría por parte de ambos de Eva y de Jesús.
En el calor de un ambiente íntimo, Eva, demostró que sabe cantar tanto para el baile en los tablaos y en la compañías, como cantar alante, por que su afición, su duende, su forma de ser lo demuestran. Lo da todo en el escenario, abrió por alegrías, continuó por malagueñas y cerró la primera parte con tientos tangos.
La guitarra de Jesús, es personal, la acaricia con mimo, con suavidad, con dulzura, pero enérgico cuando el cante lo pide, preciso como el mejor engranaje de un reloj. Duende, esa el la palabra, "Duende", con complicidad entre Eva y Jesús, ella sabe lo qué esa guitarra da y Jesús sabe lo que su cante requiere. que más podemos pedir, pues tarantos y cartageneras y unas bulerías para el sueño con esos estilo pregoneros que hacía Antonio El Sevillano del que muy poca gente o casi nadie se acuerda, que pena. Pero para eso están estos nuevos cantaores y cantaoras, para darnos una lección de maestría, Eva, lo sabe y sabe que esos fueron maestros y que no deben caer en el olvido.
Gracias a los dos, por esta maravillo esta velada flamenca que nos durará mucho tiempo en el recuerdo.
Y felicidades a nuestro anfitrión, Angel, por que este bar que el regente cumplió 43 años de vida, nada fácil en los tiempos que corren. Enhorabuena maestro.