sábado, 16 de noviembre de 2013

PEÑA DUENDE

La Peña Flamenca Duende, situada en Entrevias, nos ofreció su recital quincenal.
Por problemas de salud, José Mazano, el cantaor sevillano que iba a estar, no pudo venir, aunque gracias a Dios y para tranquilidad de la afición, ya está mejor y en casa, desde aquí, le mandamos un fuerte abrazo y que se recupere pronto.
En su lugar estuvo la cantaora extremeña, Esther Merino acompañada a la guitarra por Pepe Núñez. Aunque rozada por los resfriados propios de la época, Esther hizo con solvencia los cantes que abordó y rozó en algunos la maestría y la fuerza cantaora que ella posee. Entregó el alma como bien nos dijo y supo dejar su arte en este rincón flamenco como es La Peña Duende. Fandangos, Alegrías, Granaina y Media Granaina, Bulerías, Siguiriyas, Soleá, Tangos, Fandangos... Fueron algunos de los palos que cantó junto con la maestría en la guitarra de Pepe Núñez. Su toque para cantar hacen de él que sea un guitarrista muy requerido por la afición y por los propios cantaores.
Gracias a los dos por la gran noche y como no, a la gente de la Peña por su trabajo y por la atención que me dieron. Y no quiero olvidarme de Juan, que regenta el bar y que está desarrollando una gran labor.
Reitero mi agradecimiento.
Un saludo.