lunes, 28 de octubre de 2013

JESUS CASTILLA Y NIÑO DE LA MANUELA

 

Jesús Castilla, este cantaor de San Fernando o de La Isla de León, de donde fuera el Maestro Camarón, es sin dudarlo un cantaor que apunta alto.
El recital de cante ofrecido en Las Noches Flamencas de Los Ángeles, no dejó indiferente a nadie. Cantó con el corazón en la mano y con todo el duende envolviendo su cante.
Soleares, Fandangos, Alegrías, Malagueñas, tarantos, Bulerías, Siguiriyas, Tanguillos de Cádiz...
Por Soleá abrazó varios estilos, en las Alegrías puso la sal de Cádiz en La Fortuna. Por Tanguillos recordó en homenaje al Maestro Chano Lobato.
Jesús es un cantaor con letras mayúsculas, quizás hoy en día un cantaor personal único y con una proyección en el flamenco que le llevará a ser una de las figuras jóvenes actuales que dejarán huella cantaora en el flamenco.
El Niño de la Manuela, fue el guitarrista de Jesús, su toque limpio y preciso hacen de él uno de los grandes guitarristas madrileños preparados para acompañar a cualquier cantaor. Juanjo, como así se llama, fue guitarrista durante muchos años en la última etapa del cantaor Chano Lobato, por ello, sabe como acompañar a cantaores gaditanos, darle ese aire de las salinas. El Niño de la Manuela es un guitarrista como pocos, es sin duda alguna el mejor complemento para este cantaor.
Vivimos una noche muy especial, vivimos una noche para el recuerdo, vivimos una noche con Duende.
Gracias a Jesús Castilla, gracias a Niño de la Manuela, a José María y a todos los asistentes a este gran recital.
JESUS CASTILLA  Y NIÑO DE LA MANUELA POR TANGUILLOS DE CADIZ

JESUS CASTILLA  Y NIÑO DE LA MANUELA POR SOLEARES