sábado, 11 de mayo de 2013

RAFAEL JIMENEZ FALO Y FLAVIO RODRIGUES EN LAS TABLAS


A noche clausuramos el ciclo que la Asociación Cultural Flamenca Jondo ha dedicado junto con el Nuevo espacio Escénico Las Tablas al mundo del cante joven y apoyo a las figuras emergentes de este arte tan nuestro y singular Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.
Presentar a Rafael Jiménez Falo, es presentar a un amigo, por encima de un artista.
Su talla humana y su calidad personal, hace de Rafael, una persona con un carisma especial valorado por todos quienes le conocemos.
Su calidad artística no hace falta describirla por mí mismo, ni si quiera por su amplio recorrido, porque él lo demuestra con cada actuación.
Su primer trabajo discográfico Cante Gitano, ya supuso un aliento de frescura en un flamenco encasillado, un triunfo que todos nos sorprendimos al escucharlo, y nos preguntábamos que de donde había salido este cantaor.
Nada menos que de Oviedo.
Muchos años pasaron hasta la llegada de su segundo disco, El Cante en Movimiento, y demuestra con él, que sigue teniendo la frescura de los cantes y no están encasillados ni anclados en el tiempo.
Rafael tiene la capacidad de hacer de lo antiguo algo nuevo, pero sin perder las raíces de los maestros creadores de los estilos que aborda en este trabajo.
Su cante está basado en una intensa investigación musicológica y su interpretación del flamenco es absolutamente personal. A Falo se le considera un auténtico Flamenco de autor. Por ello recientemente a recibido la Distinción Flamenca "Angel Lacalle".
Sus primeros pasos profesionales los da en la Peña Enrique Morente de su ciudad natal, hasta que Félix Grande le concede una beca para asistir a un curso de Flamencología en los cursos de verano de la Universidad Complutense de Madrid.
Falo ha sido reclamado por bailaores de la talla de Mario Maya, Belén Maya, Antonio Canales, etc., entre muchos otros, así como por el maestro Enrique Morente para sus actuaciones en directo.
La guitarra de Flavio Rodrigues, es sin duda alguna el punto exacto de la compenetración de dos facetas del flamenco, el cante y el toque en una simbiosis a veces no fácil de conseguir.
Con Flavio el cante de Falo y la guitarra se funden en una sola cosa, para sacar lo máximo de cada faceta.
El Toque de Flavio es seguro, certero, las notas prevalecen por encima de las cuerdas de una guitarra que acaricia y mima porque sabe que así es la única forma de sacar lo que ella tiene dentro.
Una noche de arte servida sobre este escenario con más Rafael Jiménez Falo y Flavio Rodrigues.