jueves, 23 de mayo de 2013

FALLECE EL NIÑO MIGUEL

Ha muerto El Niño Miguel

Quizás uno de los guitarristas más grandes que teníamos en vida de la provincia de Huelva y quizás incluso fuera de las fronteras de la misma.
Reconocidos por todos como uno de los grandes, virtuoso de las cuerdas.
Miguel Vega de la Cruz, hijo de Miguel el Tomate, tío de Tomatito y genio indiscutible de la guitarra flamenca con el nombre artístico de Niño Miguel, murió a los 61 años después de un mes de ingreso hospitalario aquejado de una neumonía. Este maestro, que durante años se ha ganado la vida en la indigencia tocando una guitarra con cuatro cuerdas por las calles de Huelva, estaba desde el año 2010 ingresado en un centro de rehabilitación de la localidad de Tarsis. Su esquizofrenia, sumada a sus adicciones, frustraron el triunfo de este artista distinto que revolucionó el toque flamenco cuando grabó para la casa Philips en 1975 «La guitarra del Niño Miguel», donde sorprendió a todos con una mezcla de técnica y rabia en piezas como los fandangos «Brisas de Huelva» o su famosísimo «Vals flamenco».
En aquellos estudios coincidió con Paco de Lucía, que llegó a confesar abiertamente que el toque de Miguel le influyó de manera muy directa. Sin embargo, su adicción a la heroína y su enfermedad le impidieron mantener una carrera artística sólida, hasta el punto en que acabó siendo conocido en Huelva como «el niño tres cuerdas» porque tocaba por las plazas guitarras destrozadas.
Uno de sus últimos hitos se produjo en los Jueves de Cajasol, donde dio un concierto junto a Diego de Morón y Agujetas en 2008. En 2011 fue homenajeado en su ciudad en un concierto organizado por el cantaor Arcángel y en noviembre de ese mismo año ofreció un concierto en el Teatro Central. El verano pasado recibió otro reconocimiento en el festival «Flamenco de la Frontera» de Morón, donde interpretó varios toques demostrando que seguía manteniendo sus facultades intactas a pesar de todos sus avatares.