lunes, 22 de abril de 2013

LAS TABLAS Y LOS ANGELES


Isabel Guerrero, en las Tablas, nos ofreció un recital amplio de cantes muy emotivos, esta joven cantaora, con la guitarra extraordinaria como siempre de Pepe Núñez, demostró que con el tiempo los cantaores se forjan en la sabiduría y en los conocimientos, Isabel Guerrero es una cantaora joven, pero que asienta su cante como si de una abuela se tratara, los lleva a su sitio, los defiende y se pelea con ellos y aflora la sorprendente voz, fina y melodiosa que sabe poner los tonos justos en el justo momento. Una gran velada para quien disfrutamos de ella.

Posteriormente el sábado día 13 de abril una misa flamenca, conmemorativa del 25 aniversario de la Cofradía del Cristo de la Preciosa Sangre demostró el talento y el sentimiento y la fe de Isabel Guerrero, un placer para el lleno total que hubo en la Parroquia de San Fortunato



Y sorprende cada noche, sorprende cada actuación, sorprende cada momento.
Una noche más, "Las Noches flamencas de los Ángeles" con un lleno casi al pleno fueron un éxito con mayúsculas. Oscar Ayuso el Marqués en el cante y la guitarra de El Niño de la Manuela, fueron dos complementos ideales para una noche ideal.
Embrujados con un duende especial, con una forma de decir el cante, con sentimiento y visceral y con entrega, Osacr nos deleitó con cates incluso poco interpretados como la Mariana, Tonás siguiriyas, soleares... un largo etc, que se alargó hasta las 2 de la madrugada.
La Guitarra de El Niño de la Manuela tiene la sobriedad del toque de los grandes maestros, sin duda alguna un referente en el flamenco de nuestra capital.
La velada incluyó la voz del maestro Beni de Córdoba, que puso una pincelada de siguiriyas y de bulerías, así como las soleares de Córdoba que fueron gloria para nuestros oídos.
Gracias a todos los que asistieron y gracias también a uno de los miembros del grupo "Aldeskuido" que nos acompañó y al que deseamos suerte con su segundo disco.