lunes, 1 de octubre de 2012

NOCHE FLAMENCA

Estupenda la noche flamenca vivida en el Tablao Villa Rosa.
Desde la voz flamenca de Matías López y el guitarrista Rubén Moreno, pasando por el baile por Soleá, fuerte con rabia de Jonathan Miró, hasta los bailes de Anabel Rivero, por tarantas, profundo y con sentimiento como si en el fondo de una mina se encontrara, Y finalmente el baile de Inmaculada Aranda, que nos dejó unas Alegrias, con mucho ritmo y compás, bailó con elegancia y soltura.
Una noche para tenerla presente, y la compañía excepcional  Alex, que no conocía el Tablao y una señora, que solitaria en una mesa, venida desde Holanda, compartió con nosotros esa noche que no se debe olvidar.
Quiero hacer una mención especial a Matías este joven cantaor tiene una voz muy flamenca, la usa como quiere, la rompe o la anuda, en el homenaje a El Güito, cantó el zorongo con expresividad única, conoce los cantes, los domina y encima hace estilos y letras que se usan poco. 
Que más se puede pedir.