martes, 14 de agosto de 2012

CASA PATAS


Hoy amanece un nuevo día como otro cualquiera, pero la cosas no salen bien, parece que una tuerce a la otra y así sucesivamente las cosas se van complicando. Lo que se suele llamar un mal día y que mejor haberse quedado uno en la cama.

Pero al mal tiempo siempre buena cara, por que realmente nada de lo sucedido es tan grave como para echarse a temblar, lo dicho, un mal día, pero que al final uno dice, y ¿qué hago estas noche? Pues nada me voy de flamenco y a Casa Patas, allí cené y tomándome un vivo aparece Isabel tan amable y atenta como siempre y ya solo con esto el día empieza a cambiar, pasamos al tablao y fue deslumbrante el baile de Paloma Fantova, elegante, crecida en el escenario bailo con fuerza, con sabiduría con conocimiento de bailaora, con lo que esa palabra "bailaora" conlleva encima. Una gran velada, con ella el bailaor Isaac de los Reyes, el cante de Laura Abadía y Enrique el Piculabe en la guitarra David Jimenez y Carlos de Jacoba y en le percusión Sabu, un elenco flamenco que han hecho que un mal día acabe en un gran día.