domingo, 6 de mayo de 2012

EL FUNI TRAJO LA MAGIA FLAMENCA A MADRID


Esta reseña, está escrita por José Luís Gávez, entrañable amigo al que mando un cordial saludo y mi agradecimiento por lo escrito.

Eso fue lo que Miguel Peña Vargas “El Funi” hizo el pasado 26 de abril en el Colegio Mayor Isabel de España, día de cierre del XIV Festival Flamenco “Tío Luis de la Juliana”, excelentemente organizado por Juanjo Gil, esta vez sin nuestro querido y muy recordado amigo Ángel Lacalle, que se nos fue ya hace poco más de un año.
Y digo magia porque me parece que eso es lo que hace Miguel en el escenario,  una magia flamenca fresca y natural, sin afectaciones, pues en definitiva este cantaor no hace más que dar lo que tiene muy asumido debido a un proceso de ósmosis resultado de la exposición desde niño al arte de grandes figuras referenciales del flamenco; El Perrate, La Perrata, Fernanda y Bernarda, Gaspar de Utrera, El Lebrijano, etc…
Pero lo da con una personalidad y un arte nada común, en su forma de cantar no se parece a nadie, cada cante es una verdadera recreación.
Y lo mismo le ocurre al baile con el que se acompaña, su inevitable foulard de seda blanca, sus desplantes y sus pausas hacen que sea un espectáculo único.
Acompañado por las palmas y jaleos de Juan Maya, Bandolero, José Carmona y dos palmeros más y de la sonanta magistral de Antonio Moya, que estuvo motivándole constantemente no solo con su toque, también con sus jaleos y gestos de complicidad, El Funi nos entusiasmó de inicio con una peculiar zambra rematada con la malagueña de Manuel Torre.
Continuó por soleá haciendo ocho letras con los ecos de Joaquín el de la Paula (2), Agustín Talega, La Serneta (2), Frijones y el Ollero, dichas con gitanería de la mejor ley.
Después seguiriyas, cuatro estrofas con aromas del Sr. Molina el de Jerez, Tío José de Paula y Paco la Luz. Emocionantes todas.
Con unas bulerías, acompañadas abundantemente de su baile genial, El Funi  remató su actuación. En su mayoría fueron bulerias cortas de corte jerezano más un remate por cuplés.
El auditorio, de pie, despidió a todo el cuadro con una larga ovación.
El Funi volvió a salir para recibir el premio “Tío Luis de la Juliana” que le fue otorgado por su trayectoria y por lo que él representa dentro del flamenco de raíz.