lunes, 2 de abril de 2012

VILLA ROSA


VILLA-ROSA

Pensé que no podría ir al Villa Rosa a ver al Guadiana y a Montse Cortés, pero como dice mi amigo Fernando Sepúlveda, la víspera de nuestra Procesión de Semana Santa debe ser muy flamenca y convertirse en tradición.
Y así lo hicimos, Fernando, Jesús y yo nos fuimos al Villa Rosa, a disfrutar de estos grandes artistas.
La velada la abrieron los dos, con una Ronda de Tonás, continuó con Montse Cortés en la primera parte y el Guadiana en la segunda, cerrando la noche con un final de fiesta muy emotivo.
El Piraña, con su buen toque en el cajón, llevó la voz cantante en el grupo, todos pendientes de él. Y así fue la noche, una maravilla de arte encerrada entre mosaicos centenarios. No pudo haber más arte entre esas paredes. La joven Montse puso fuerza cantaora, El Guadiana, sabiduría.
Al Villa Rosa, gracias por estas veladas flamencas.