domingo, 22 de enero de 2012

SE FUE EL COMPAS

FALLECE MARTIN REVUELO


La mañana del sábado ha amanecido en Sevilla con los crespones negros del adiós. Martín Revuelo, cantaor y bailaor festero de una originalidad apabullante, ha fallecido en el hospital Virgen del Rocío, donde se encontraba ingresado hacía unos días.
El artista contaba con 66 años de edad y un cáncer de colon e hígado ha acabado con la vida de quien se burlaba de ella con la habilidad de su quiebro bulearero y la maestría de su compás, destreza en la que Martín alcanzó un nivel sin cotejo, al punto que fue reclamado por bailaores como Farruco o Martín Coral, amén de voces tan emocionantes como las de Antonio el Chocolate o Juana la del Revuelo, su mujer.
Juana, cantaora trianera de postín, ha confesado a EL MUNDO Andalucía que "llevaba ya un año mu malito y esperábamos que iba a mejorar, pero esta mañana, a eso de las seis, empezó a ahogarse y se fue para siempre", aunque la memoria del aficionado lo va a retener de por vida tanto por su calidad de gitano de respeto y su talante de hombre campechano, cuanto por haber hecho más llevadera la cotidianeidad de miles de aficionados.

En tal sentido, Martín Revuelo, que fue definido por Matilde Coral a quien firma como "el mejor cantaor para baile", se incorporó al grupo Los Bolecos -Matilde Coral, Farruco y Rafael el Negro-, en los albores de 1970, sorprendiendo a todos por ajustarse con pasmosa precisión a las propuestas de la terna, evidentemente, pero también por disponer de un gusto expresivo que a nadie dejaba indiferente.


Ya en 1972 sus cantes estuvieron al servicio, igualmente, de El Farruco y su familia. Y en junio de 1974 sacó a la luz su primer larga duración, álbum del sello Columbia que, junto a la guitarra de Juan Habichuela, albergó enfoques tan variados como las soleares, fandangos, bulerías, tientos, seguiriyas, romance, tangos y romeras, para más tarde figurar en el espectáculo 'Ella... Lola', de Lola Flores, así como en los recitales y conciertos de su mujer, Juana la del Revuelo, por toda la geografía española.
Fue así que Martín, que había nacido en Madrid en 1945, después de presentarse como un niño precoz en las ventas y colmaos madrileños, encontró en Sevilla a esos miles de seguidores que esperaban a que su mujer Juana le concediera unos minutos de gloria para poner de manifiesto la valía del marido, esto es, lo inexplicable.
En tal sentido, ambos conformaron elencos como los de 'Ayer, hoy y mañana del flamenco', de Manuela Carrasco (1983); participaron en la película y musical 'Bodas de gloria', de Farruco (1995); 'Raíces flamencas', de Farruquito (1998); 'Homenaje de la Bienal a Matilde Coral' (2000), y así hasta la 'Gala de los Mayores', de la Federación de Peñas de Sevilla (2011), a la que no pudo asistir el pasado 30 de diciembre porque, como dice Juana la del Revuelo, "ya no estaba para acompañarme".
La estética de Martín Revuelo tiene sus prolongaciones en su hijo, el magnífico guitarrista Martín Chico, y su recuerdo quedará fijado para siempre en la voz gitana de Triana, Juana la del Revuelo, pero si su cuerpo se despedirá el domingo a las 11.20 horas, el alma de su arte permanecerá en Sevilla, en la memoria de esa afición que sigue siendo la centinela de lo que nunca ha de morir en el olvido.
Martín Jiménez, conocido como Martín Revuelo, nació en Madrid el 11 de marzo de 1945, y murió en Sevilla el 21 de enero de 2012
http://www.blogger.com/post-create.g?blogID=4806860655288216208