lunes, 19 de diciembre de 2011

COLOFON DE LAS XVIII JORNADAS FLAMENCAS DE LA FORTUNA

Las XVIII Jornadas Flamencas de La Fortuna, han terminado con el listón muy alto. Un público entregado y un aforo al completo en el fin de semana.
El sábado 17 en la final del XVII Concurso de Cante Flamenco Silla de Oro entre los tres finalistas, se disputaron los tres premios principales siendo el máximo ganador de esta edición recayó en el cantaor malagueño Bonela Hijo, que se alzó con La Silla de Oro y también con el Premio Especial a los Cantes Poco Interpretados.
La Silla de Plata recayó en el sevillano Niño Gines de Sevilla




y La Silla de Bronce en la figura cantaora de Luís Perdiguero.
Una decisión, que el jurado no lo ha tenido nada fácil.
Esa misma noche, se amenizó la velada flamenca mientras deliberaba el jurado con el baile de Luís de Utrera. Este joven bailaor dejo su fuerza y conocimientos en la Siguirilla. Expresivo en cuerpo y alma nos trasladó posteriormente a las Alegrías de Cádiz rematándolas por Bulerías. Sin duda alguna su estilo personal en la escuela de esta comarca flamenca, Utrera, no deja pasivo a nadie, su estilismo, su elegancia y su pureza hacen de él un transmisor de la pureza flamenca, algo que hoy en día se echa de menos.
Una velada muy emotiva fue sin duda alguna la clausura de las XVIII Jornadas Flamencas de La Fortuna con el homenaje a Ángel Lacalle.
Unas palabras emotivas de Juan José Gil, amigo y compañero de trabajo del homenajeado durante más de 16 años, valoraron la figura personal y flamenca de Ángel. Su responsabilidad, su cariñosa forma de actuar con los artistas, su labor de promoción de nuevos valores, son suficientes hechos como para reconocer su valía. Reconocida desde el propio Ayuntamiento, se va a llevar a pleno en el mismo, instituir su nombre a una escuela infantil o a un centro de mayores de la Fortuna, por que sin duda alguna Ángel Lacalle ha puesto al Barrio de La Fortuna y a Leganés en todos los rincones del mundo a través del flamenco y concretamente desde las jornadas.
Paco Sánchez, fotógrafo y amigo de Ángel hizo entrega de una fotografía en grade del fallecido a hijo de este, Héctor Lacalle, que muy emocionado no pudo dirigir palabra alguna al público.
Posteriormente Paco Marín amigo íntimo de Ángel Lacalle entregó al primera Distinción Flamenca Ángel Lacalle a D. Manuel Ríos Ruiz, por su talante de respetuosidad al flamenco, por su buen hacer en la promoción de nuevos valores para esta cultura, por su honestidad, requisitos que valorado por la Asociación Cultural Flamenca Jondo no se dudó en que esta Distinción, debía ser para él.
Tras la ceremonia homenaje, comenzó el festival. José Anillo y la guitarra de Rafael Rodríguez abrieron este festival, un largo recital en el que cantó siguirillas, bulerías, malagueñas, fandangos… todo medido y ajustado con conocimiento y con potencia de voz, José Anillo es de esas figuras del flamenco que están en el umbral del artista consagrado que no creo que tarde mucho en llegar por que se lo merece. Excepcional se puede considerar el toque de Rafael, limpio, sin adornos, lleno de matices musicales, supo acompañar en su justa medida al cantaor. Puso además la nota humorística de la noche, ya que a pesar del incidente ocurrido, a él no le pasó nada. Al terminar José uno de los cantes, se levantaron de la silla para recibir el aplauso merecido de los asistentes, en este momento, Rafael da unos pasos hacia atrás y tropieza con los monitores cayéndose en el escenario, un susto que se quedó en anécdota.
Cerró el festival sus puertas con el baile de Pepe Torres, este, nieto de Joselero de Morón y sobrino nieto de Diego del Gastor, demostró en el escenario que él manda en el baile, su baile aprendió en fiestas, en patios de vecinos, en la calle le dan un sabor especial, ya que parece arcaico en su forma, pero renovado en su profundidad, un trabajo bien hecho con unos buenos cimientos. Ronda de martinetes que dieron paso a la siguiriya y un final por soleá con remate por bulerías. Y para poner el broche de Oro un final de fiesta con todos los artistas sobre el escenario José Anillo, Rafael Rodriguez, Pepe Torres, David El Gally, Miguel Picúo, Moi de Morón y Paco Iglesias.
Sin duda alguna un final para el recuerdo.