miércoles, 10 de agosto de 2011

MUERE MORAITO CHICO

No cabe la menor duda que retomar el blog con esta noticia luctuosa no es nada agradable, Nuestro más sincero pésame a la familia de los Morao.
Ha muerto el guitarrista jerezano Moraíto Chico, que llevaba meses luchando contra un cáncer de pulmón. Estaba ingresado desde hacía dos semanas y la cosa pintaba muy mal. Menudo mazazo. Todavía el flamenco llora la marcha de Fernando Terremoto y ahora, Moraíto Chico, el genio de la guitarra de Jerez y una de las mejores personas que andaban por el flamenco. “Ha muerto Moraíto”. Tenía sólo 56 años, joder. No hay derecho. Se ha ido, además, como era el genio del Barrio de Santiago de Jerez: con la misma humildad con la que ha vivido siempre. La humildad no se aprende en una academia: es algo que te pega tu madre en la piel cuando te trae al mundo, como te pega su sangre. Morao era un ser humano de una sencillez y una ternura increíbles.
El guitarrista jerezano Manuel Moreno Junquera (Jerez, 1956), más conocido como Moraíto Chico por la dinastía flamenca a la que pertenecía, ha fallecido esta mañana a consecuencia de una enfermedad en el hospital de Jerez. El guitarrista, acompañante durante numerosos años del cantaor José Mercé, era el máximo representante actual del estilo de toque jerezano, definido fundamentalmente por su peculiar sentido del compás.
Hijo de Juan Morao y sobrino Manuel Morao, un referente en el toque jerezano, ha dejado además un heredero en la guitarra, Diego del Morao, que recientemente ha publicado su primer disco en solitario de la mano del nuevo disco de Diego el Cigala para Warner.
Moraíto, muy admirado por su sabiduría acompañando al cante, que sabía escuchar y responder sin hacer grandes alardes técnicos pero con una gran sonoridad y sensibilidad, debutó a los 11 años en el festival que organizaba cada año en la plaza de toros su tío Manuel Morao. Desde entonces ha sido significado fundamentalmente por su faceta de acompañamiento al cante, aunque también ha dejado un par de grabaciones discográficas en solitario: Morao y oro (1992) y Morao, morao (grabado en 1.999 y reeditado, por Nuevos Medios, en 2005). Ha acompañado, con su guitarra, a multitud de cantaores además de José Mercé: desde los jerezanos La Paquera, Luis el Zambo, el Torta o La Macanita, a otros artistas como Miguel Poveda, Carmen Linares y un largo etcétera.
Además de los conciertos que realizaba acompañando a José Mercé, los últimos trabajos del guitarrista fueron su participación en la última película de Carlos Saura dedicada al flamenco, Flamenco, flamenco.
Ha recibido a lo largo de su carrera numerosos reconocimientos, como la Copa Jerez, otorgado por la cátedra de Flamencología de Jerez, en 1984. El último fue el reconocimiento otorgado por la Bienal de Flamenco de Sevilla en su edición de 2010, el Giraldillo a la Maestría, que recogió en su nombre su representante artístico, Antonio Pulpón.