martes, 26 de julio de 2011

TOCA JEREZ


Jerez y el Flamenco


Son muchos los artistas, aficionados y estudiosos del flamenco por toda la geografía española pero más concretamente por Andalucia, por ello, no puedo pararme en todos ellos y no cambiar de localidad, con el tiempo volveré a las diferentes provincias y seguiré metiendo más datos, no solo de cantaores o cantaoras, sino de bailaores y bailaoras y guitarristas.
Claro está que también iré intercalando eventos que estén actualizados y comentarios de aquellos a los que e asistido y os puedo informar.
Por ello ahora nos situamos en Jerez, esta localidad respira flamenco por las 4 esquinas, desde el Barrio de San Miguel, al Barrio de Santiago, La Plazuela..., todo va al mismo lugar, El Flamenco, esa cultura que por la gracia de Dios está en nuestra tierra y que la diferencia en mucho de otras culturas, Hoy reconocida como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad el flamenco se afianza, no coge más fuerza, por que fuerza y garras ya tenía, no hacia falta etiquetas que se lo dijeran, pero si que lo afianzara, y por ende del mismo, que nuestros políticos se den cuenta del valor que esta cultura desprende, y que antes de hacer ninguna afirmación sobre la misma, que piensen bien lo que van a decir, por que ante todo el Flamenco se merece el mayor de los respetos.
El flamenco es un género musical de muy antigua procedencia y en el que confluyen una reunión y mezcla de estilos musicales populares de culturas variopintas: árabe, judía, gitana, africana y americana, que se consolida y se desarrolla en Andalucía en el transcurso de los siglos XVIII a XX como forma artística individual y diferenciada. En 1958 se funda en Jerez de la Frontera la primera Cátedra de Flamencología, siendo la más antigua institución académica creada en Andalucía para el estudio, la investigación, conservación, promoción y defensa del Arte Flamenco.


Jerez ha sido cuna no sólo del mejor vino fino andaluz, sino también de la cantera más fecunda de artistas flamencos. En el siglo XVIII destacan una larga serie de intérpretes de tonás, y en el XIX aparecen los siguiriyeros más representativos. Los jerezanos crearon además un estilo de cante corto por bulerías que define toda su vocación interpretativa. Desde Tío Luis el de a Juliana, en las postrimerías del siglo XVIII, hasta hoy, el flamenco está vivo en Jerez en numerosos linajes flamencos: Los Junqueras, los Charamuscos, los Chicharrones, los Paulas, los Vargas, los Valencias, los Sotos, los Zambos, los Carrascos, los Moneos, los Carpios, los Agujetas, los Marrurros, los Moraos, los Monjes, los Fernández, los Antúnez, los Cepero, los Gálvez, los Méndez, y tantas otras familias, han dado artistas como Juan Mojama, Manuel Torre, Fernando Terremoto, Tío Borrico, Tía Anica, La Paquera, Sordera, Agujetas, Manuel Morao, Parrilla de Jerez, Manuel Moneo, o, más recientemente , José Mercé , Antonio el Pipa o Moraíto, entre tantos otros.