viernes, 6 de mayo de 2011

TONI EL PELAO Y LA UCHI



Sinceramente no encuentro palabras para expresar lo que anoche se vivió en el Colegio Mayor Universitario Isabel de España. Si el primer día Anabel Valencia nos trajo los ecos legendarios de su tierra natal, Lebrija, anoche La dinastía flamenca de Los Pelaos puso la esencia de un estilo y presencia en el escenario hoy casi perdidos.

Si el segundo día Belén López puso la fuerza expresiva del poderío joven de una promesa del baile flamenco, anoche Toni el Pelao y la Uchi, pusieron la elegancia y el estilismo de quien sabe bailar con todo el cuerpo.

No se puede bailar mejor, sin aspavientos de eternos taconeos, sin rigidez de brazos y cuerpos, en donde solo caben los pies. El baile de Toni y la Uchi va mucho más allá, ellos saben andar con presencia por el escenario, lo viven, lo sienten, se les nota en la cara, en los movimientos y en el vestir.

Pueden preguntarme que por que digo eso del vestir, es sencillo, esa chaquetilla con ese traje ceñido al cuerpo, esa forma de pararse delante del público y decir, solo con el estar, ¡Aquí estoy yo!.

Y que decir de la Uchi, guapa, frescura y un baile muy femenino, cuando se levanta el traje a media pierna, se para, respira, interioriza y empieza el lujo sereno de su baile que sobre todo derrocha mucha elegancia, mucho estilo y mucho duende.

Un premio merecido, el de "El Tío, Luís el de La Juliana 2011" que este año a recaído en la figura de estos dos pedazos de artistas.

Sencillamente el Colegio Mayor Universitario Isabel de España a clausurado esta edición por todo lo alto, como siempre sabe hacerlo. Este año tenía que ser especial, por que nuestro amigo Angel también se lo merecía, y así se le a reconocido por todos los asistentes y por todos los artistas.

Gracias por vuestra asistencia.