martes, 10 de mayo de 2011

PEPE EL MOLINERO

Con motivo de los último días vividos en el flamenco, me gustaría hacer incapié en algunos aspectos del cante extremeño, sobre todo hoy voy ha hacer una pequeña reseña de uno de los tres cantaores que han marcado escuela en el Flamenco en Extremadura. Pepe el Molinero, Manolo de Fregenal y Perez de Guzman. Y mención especial hablaremos de Porrinas de Badajoz, e intentaré seguir con otros, La Kaita, Alejandro Vega, El Magdalena, El Tío Moro, Juan Cantero, Enrique el Extremeño, Ramón el Portugués, etc...

Todas las aportaciones a los datos que yo publique, quiero que me las hagáis llegar o fotografías que tengáis, y de esta forma enriquecer la biografía de todos ellos y obtener todos los datos posible.

Este artículo pertenece a "Anastasio Pajuelo Gallardo"

PEPE EL MOLINERO:

JOSÉ GALLARDO PONCE (PEPE EL MOLINERO)
Fue molinero en Zorita (Cáceres), con su hermano Francisco, gran cantaor también, aunque nunca se hizo profesional. Mientras molía estaba siempre cantando y el médico del pueblo, gran aficionado al flamenco, le escuchó y le animó a que se hiciera profesional. Esta foto es lo que queda del molino.


Durante su corta carrera profesional (1930 – 1955) actuó en las principales ciudades españolas (Madrid, Barcelona, Sevilla, La Coruña…), junto a buenos cantaores de la época como Palanca o Perosanz, llegando a actuar en el circo Price de Madrid en 1931. Se retiro muy pronto de los escenarios, refugiándose en su pueblo natal donde paso el resto de sus días, solía cantar en algunas reuniones para sus amigos íntimos en Fiesta flamenca.

En la prensa regional de la época encontramos varias referencias a sus actuaciones o a la grabación de sus discos.
Ha salido para Madrid con objeto de cumplir el contrato que tiene contraído con la casa Polydo, de impresionar su voz con discos, nuestro paisano el aplaudió cantaor de flamenco Pepe el Molinero. (La Voz Extremeña, 29 de marzo de 1931)En la noche del pasado domingo actuaron en el teatro Olimpia, la Agrupación flamenca del experto Vendrines, en la que figuran flamencos como los siguientes: Jesús Perosanz,, Pepito el Molinero, el Americano, etc.(La Voz en los pueblos, 12 de agosto de 1931) Regresó de Madrid, donde ha impresionado una bonita colección de discos, nuestro paisano y amigo Pepillo el Molinero, “as” del cante jondo.(La Voz en lo pueblos, 6 de diciembre de 1931) ¡Por fin llegaron! Observamos que impaciente esperaba este público los discos de nuestro paisano el popular cantaor de flamenco Pepillo el Molinero, y como es natural, surgían diferencias entre los entusiastas y contrarios por su tardanza, hasta el extremo de que muchos creían un camelo lo de la impresión. Pero la casa Odeón ha puesto a la venta hace unos días dos discos de los cinco imprimidos por el Molinero, y esto sacará de dudas a todos los pesimistas. ¿Vale o no vale? El revuelo causado por este muchacho ha sido enorme. La facilidad y poder que tiene en el cante, esa voz tan clara, tan timbrada, que llega al alma, porque el alma pone en la copla, hace que no podamos reprimir nuestra emoción al escucharlos, y hoy estamos orgullosos de poseer esta gloria extremeña, que en unión de su guitarrista Manolo de Badajoz, sabrá elevarse a la cúspide como le pertenece.(La Voz en los pueblos, 16 de enero de 1932)
Los guitarristas que tocaron con él fueron: Manolo de Badajoz, Sabicas y María Casado. Nunca dejó de cantar entre sus amigos, y a sus 80 años seguía haciéndolo siempre que se lo pedían. Con 80 años grabó una casete en Barcelona, lugar de residencia de su hijo Alonso Le gustaba cantar saetas en la procesión de Nuestro Padre Jesús de Nazareno y la Virgen de los Dolores. El 22 de Abril de 1972 Campanario le rindió un homenaje en el salón Olimpia donde actuaron los cantaores Pepe el de Orellana, Eloy Naranjo, de Rena, y Juan Franco “Pinitos” . En Agosto de 1984, la Federación de Entidades Flamencas de Extremadura le hizo un nuevo homenaje junto a Manolo Fregenal (creador de un estilo de fandango con sello propio) y Pepe el de Orellana. Debido a su avanzada edad, no pudo estar presente y fue representado por su hijo Alonso Gallardo Gallardo. Fue tanta la emoción que despertó en el homenaje de 1972, que compuso la letra de una nueva granaína que decía así:

Que un viejo de casi un siglo,
quien había de pensar
que un viejo de casi un siglo
que tuviera la garganta
parecida a la de un niño.
Escúchenle cuando canta.

Un fandango que nunca llegó a grabar, y por eso hoy no lo conoce nadie, decía

De las mejores bebías
Boliche tiene la fama,
de las mejores bebías.
Y cuando te sirve un chato
vale más su simpatía
que el contenido del vaso

Boliche era el apodo de un cantinero, excelentísima persona, fallecido hace más de 20 años. Su bar era uno de los pocos que frecuentaba el Molinero, ya que era nuestro cantaor poco amigo de la bebida.

Por Anastasio Pajuelo Gallardo