miércoles, 25 de mayo de 2011

EL INDIO GITANO O EL TIO MORO









BERNARDO SILVA CARRASCO, cantaor gitano, más conocido en el mundo del arte del cante flamenco con el nombre artístico de EL INDIO GITANO, como también conocido por El Moro. Nació en Miajadas (Cáceres), en el año de 1940, y murió en Madrid en el año de 1999, Reside en Madrid desde hace muchos años, donde ha desarrollado una carrera artística vinculada a los tablaos. Ha pertenecido a los elencos de La Chunga, Antonio, Farruco, El Güito, y ha colaborado asimismo con Manolo Sanlúcar en su obra Tauromaquia.




Para orgullo de Extremadura
tenemos a El Indio Gitano
que puso todos sus cantes

a la altura más grande,
para podernos recrear

de la mejor esencia creativa
que supo poner en su arte.



El Indio Gitano tiene una voz afillá parecida a la de Tío Borrico, que rompe en los estilos extremeños y en soleares, siguiriyas y tonás. De un recital dado en Madrid se editan dos cantes del artista extremeño. En los tientos realiza algunas de las más conocidas variantes gaditanas y jerezanas, para seguir con los tangos, en los que tiene presente a Antonio El Chaqueta (C.D.35). Hizo una larga carrera primero en Badajoz, después en Sevilla y por fin en Madrid. Tenía una voz afillá, flamenquísima y llena de jondura, con la que sus cantes por soleá adquirían a veces una calidad poco frecuente. Su carrera se basó fundamentalmente en el cante para bailar, habiendo trabajado para las más grandes figuras del baile. El Indio Gitano era también un excelente cantaor de alante cuanto estaba inspirado. No siempre ocurría así, pues era un cantaor bastante irregular, pero en sus buenos momentos transmitía como los grandes.
Bernardo gitano extremeño antes que indio fue moro es decir que en el ambiente flamenco era conocido como el moro pero moros ha habido muchos en el cante desde Emilio hasta el morito así que entre Antonio Arenas (guitarrista y productor de sus primeros discos) y el tocaor Paco el Vallecano le convencieron en adoptar su nuevo seudónimo.


En 1971 realizo sus primeros registros con Arenas, primero en un álbum colectivo y seguido para un extended - play estos y los tres elepés de 1972 fueron los que echaron a andar definitivamente el nombre de el indio gitano.
Uno de los grandes intérpretes del flamenco contemporáneo. Como buen gitano que era, Bernardo Silva Carrasco, fue un cantaor de inspiración. Destacando por soleá y seguiriya. No se queda atrás por bulerías, tarantos y tientos. Hizo una larga carrera primero en Badajoz, después en Sevilla y por fin en Madrid. Tenía una voz flamenquísima y llena de jondura, con la que sus cantes por soleá adquirían a veces una calidad poco frecuente. Su carrera se basó fundamentalmente en el cante para bailar, tanto en tablaos como en compañías de danza, habiendo trabajado para las más grandes figuras del baile.
Ahí han quedado su mano a mano con Chano lobato en el ballet de Antonio, esas soleares que tantas veces le canto al GUITO y giras interminables con Manuela Vargas, Carmen Cortés y muchos otros.
El Indio Gitano era también un excelente cantaor de alante cuanto estaba inspirado. No siempre ocurría así, pues era un cantaor bastante irregular, pero en sus buenos momentos transmitía como los grandes.
Disco Historia del Flamenco, Testimonios Flamencos, En el C.D.35 canta Tientos y Tangos, letra popular, "Al escucharlo temblé" acompañado a la guitarra por Curro de Jerez, en el año de 1992, y en disco Nací gitano por la gracia de Dios, El Indio Gitano: con la guitarra de Gerardo Núñez. Cantes, El sereno de mi calle (Tangos de La Luneta)/ Dile al sacristán (Bulerías)/ Me metieron en un calabozo (Martinete)/ Hasta la luz del día (Seguirilla)/ Cambiadme de galería (Taranta)/ Me caso el año que viene (Tangos)/ A eso de venir el día (Bulerías)/ Predicar en el desierto (Soleá)/ Al buscar la flor que amaba (Granaina).