jueves, 24 de marzo de 2011

A MI QUERIDO AMIGO ANGEL

Quiero agradecer, desde este mi pequeño espacio, el apoyo de todas las personas que de forma presente o virtual vía internet o teléfono, nos han demostrado el cariño y el afecto que Ángel Lacalle dejo en los corazones de quien le conocimos. Quienes tuvimos el placer y la suerte de conocerle y compartir vivencias con él, sabemos que era único, sensible, amigo entrañable y para mi sin duda alguna un padre al que querré siempre y al que jamás podré olvidar.

Ángel, donde quieras que te encuentres quiero decirte que mientras yo viva defenderé el flamenco y la forma de vida que me inculcastes, el respeto al artista, el detalle a los amigos, el saber estar en cada momento, en ofrecer calidad humana, y que sepas y que quiero decirte con letras mayores, que te e querido como a un padre, que te sigo queriendo y que jamás dejare de quererte.
Un abrazo amigo Ángel