domingo, 1 de agosto de 2010

VICENTE AMIGO Y EGALEO

No se puede tocar mejor. Una noche de calor sofocante, "más que en Écija", así lo dijo Vicente cuando comenzaba su recital de guitarra, una guitarra a la que le hizo hablar.

Todo un embrujo artístico y flamenco lleno de Duende que envolvió la noche del Egaleo, un maravilloso escenarío para un concierto innolvidable y quizás irrepetible.

Soleares, bulerías, tangos, fandangos y un largo etc, fue parte del repertorio con el que él y su grupo impregnaron de amor, como tambien dijo Vicente, "para sofocar el calor", al público que asistió.
Un público entregado a sus toques más clasicos y a sus toques más innovadores, aunque hay que comentar que como en todos los sitios hay quien suele hacer comentarios poco adecuados, "que suba el Pele", o "toca algo de Merce", en fin que se le va ha hacer, digo yo.
Vicente Amigo es quizás, hoy día, el máximo exponente de la guitarra en concierto, sin dejar de lado su faceta como acompañate al cante. Y esto hay que decirlo. Se presentó en solitarío y con un grupo de múscos que hicieron el deleite de todos los que estubimos allí. Por cierto, El Cantaor Sergio Ortega, sin duda alguna excelente, al límite, canto para rabiar, como dicen los flamencos, no se puede hacer voz a trás de mejor manera.
Enhorabuena a Vicente y su grupo.