viernes, 2 de julio de 2010

REMEDIOS ES MUCHA REMEDIOS

María Dolores Amaya Vega, más conocida como Remedios Amaya, es una cantaora nacida en el barrio de Triana de Sevilla en 1962. Su voz sigue siendo la de aquella niña que con tan solo 9 años ya despuntaba maneras de decir el cante.

Casa Patas puso su broche de oro con un recital de cante corto pero intenso, una cantaora que se deja ver muy poco por Madrid, y verla, en Casa Patas, en ese ambiente tan íntimo, no deja de ser un lujo para todo buen aficionado. Hacia más de dos meses que no habia localidades, por lo que decidieron hacer dos pases, pero que de forma automática ya estaban llenos.

Unos aires de levante sirvieron para dar comienzo a su actuación, Jaleos extremeños, Tangos y Bulerías fueron el repertorio con el que Remedios dio a su afición lo que tanto esperaban, unas pataditas de puro baile al más clásico estilo flamenco, descalza, cargada de brio, fuerza e ímpetu como ella acostumbra. Entre el público destacados personajes del mundo del espectáculo como Luz Casal.

No cabe duda que el acompañamiento musical y los coros fueron excelente, quisiera destacar el cante de Pepe Jiménez que siempre pone un punto especial de su cante, un cantaor que no tiene el sitio que debería de tener.

Remedios se fue, nos dejó su cante, corto, pero intenso. Dejó ese regusto que siempre te queda con el fin de decir "cuando volverá"...



Un "Olé" con mayúsculas para Casa Patas.